Municipalidad de Corral de Bustos Ifflinger
15/04/2011

Bebés a bordo.

La prevención es el principal sistema de seguridad al momento de circular con niños dentro de vehículos. Tránsito recomienda sencillas medidas protectoras, según la edad de cada niño.

El Departamento de Tránsito Municipal suma su esfuerzo a las Campañas de Concientización y Seguridad Vial, exponiendo simples normas para transportar menores dentro de vehículos automotores.

Antes que nada, lo fundamental es que el lugar más seguro y tranquilo para que viaje un niño es el asiento de atrás. Además, la edad, talla y peso del pequeño son datos claves para buscar el espacio más indicado.


Desde bebés hasta los 4 años.

En el caso de los prematuros y lactantes (hasta 10 kilos de peso), se deben utilizar las sillitas especiales para su transporte, que se ubican de espaldas al frente del vehículo. Estas sillas, ajustadas con el cinturón de seguridad trasero, no deben tener protecciones anteriores, abdominales o apoya brazos que puedan hacer contacto con la cara o el cuello del menor durante un impacto. También deben estar inclinadas hacia atrás en 45 grados. Cuando el niño tiene entre 2 y 4 años (20 kilos), este asiento se debe girar hacia adelante, para poder observar su comportamiento.



De 4 a 7 años.

Los niños de esta edad, ya están en condiciones de ubicarse en un asiento elevado o con algún elemento que adapte su altura al cinturón, ya que en la mayoría de los autos están diseñados para adultos.


De 8 a 12 años.

A los 8 años de edad o más, o con una altura mayor a 1,25 cms., el niño debe viajar en el asiento trasero y tener colocado el cinturón de seguridad. Todos los niños de 12 años o menos deben viajar en el asiento de atrás.



Con esta información, apelamos a la responsabilidad de los conductores para la seguridad de nuestros menores.
Compartir en: Facebook  

Al reproducir contenido de este sitio web, recuerde citarnos como Fuente.
Últimas noticias de Actualidad