Municipalidad de Corral de Bustos Ifflinger
Ciudad.

Historia

La ciudad de Corral de Bustos se fundó a principios del siglo XX, cuando el alemán Carlos Von Ifflinger solicitó el permiso del Gobierno de la Provincia de Córdoba para establecer una ciudad que llevaría su apellido. El gobierno otorgó el permiso el 14 de noviembre de 1901, y ésta es ahora considerada como la fecha de fundación de la ciudad, que en un principio sólo cubría lo que hoy es Barrio Ifflinger.

En julio de 1902 se inauguró el servicio de ferrocarril. La estación fue bautizada como "Corral de Bustos" en referencia a un antiguo paraje que en épocas indígenas estaba ubicado al sur de Chañar Ladeado. En ese momento, un funcionario del ferrocarril compró un campo al sur de las vías, en el que comenzó a vender partes del mismo y a abrir calle. Por esos años se inauguraron una escuela, que actualmente lleva el nombre de Hipólito Yrigoyen, la oficina de correos y la policía, así como la Municipalidad en 1919, que funcionó en tres casas en Barrio Ifflinger hasta trasladarse al sector Corral de Bustos, en 1946. En 1911 y 1917 surgieron los clubes actuales, aunque con anterioridad ya existían otros: Club Chacarense, Racing Club, Club Sarmiento, etc.

Llegada la década del 30, y con la asunción de Juan Pérez Crespo a la Intendencia, la localidad comenzaría a cambiar su fisonomía hasta convertirse en lo que es actualmente. En su primera Intendencia, Crespo hizo revocar los frentes de las casas y construir veredas de ladrillos. Construyó el frente gótico y la torre de la iglesia, cuyo frente fue posteriormente modificado. En su segunda intendencia, en el año 1942, Crespo encaró grandes obras que fueron el puntapié inicial para que Corral de Bustos se convierta en ciudad 33 años después. Se comenzó la construcción del matadero, el mercado y poco después el primer natatorio, ubicado en el Parque Municipal. También inició la pavimentación de las calles céntricas convirtiéndose Corral de Bustos en el primer pueblo del sur de Córdoba con calles pavimentadas.

Con la década del 60 llegó el florecimiento de la industria local: "La Suil", "Sadam" y "GERMOR" son algunos nombres de las importantes fábricas que llegaron a exportar sus productos al mercado latinoamericano y europeo. 

En la década del 70 llegaron los espectáculos y las fiestas. Ejemplos son los carnavales organizados por Sporting Club, llamados "Mascarada", los recitales folklóricos así como los famosos "Folklorama" organizados por el Club Corralense. En 1973 la inauguración del Casino Provincial convirtió a la ciudad en un centro de atracción nocturno para los vecinos y para visitantes de la región, generando un crecimiento en servicios para el entretenimiento, con salones de baile, snacks y hoteles.

En 1975, la provincia de Córdoba otorgó a Corral de Bustos la calidad de ciudad.